Algodón Orgánico

El cultivo tradicional del algodón es perjudicial para el medio ambiente

El cultivo tradicional del algodón es perjudicial para el medio ambiente: es la segunda mayor fuente de contaminación agrícola en el mundo, ocupa el 5% de las áreas cultivadas y contamina un 25%, (pesticidas liberados en la atmósfera).

Para producir una simple camiseta se necesita aproximadamente 100 g de productos químicos nocivos, que contaminan el agua y que tienen un fuerte impacto en el medio ambiente y en los seres humanos.
También se invierten unos 25 litros de agua (contaminada con pesticidas y herbicidas) sólo para el cultivo de la planta.

En el cultivo del algodón orgánico se utilizan fertilizantes naturales, compuestos orgánicas,, incluso insectos para combatir plagas (por ejemplo, mariquitas).
El riego por goteo utilizado para estas plantas, permiten un ahorro sustancial y no deja aguas residuales.

Este uso sostenible, enriquece el suelo y evita el agotamiento de los recursos naturales.
El algodón orgánico es cultivado de acuerdo con los principios orgánicos es hipo alergénico, no está blanqueado o teñido con productos químicos nocivos ni sustancias agresivas.
Esta tela de algodón orgánico es también adecuada para aquellas personas que sufren de alergias epidermicas, es muy suave, permite la absorción de humedad y la transpiración constante, y no se deforman después del lavado.